Oro Negro, Trump y Fractales

En Agosto de 2008, el crudo registraba un máximo histórico de 128.60 dólares por barril, en un rally iniciado desde 49.90 dpb a inicios del 2007. Es decir, que el crudo duplico su valor en poco más de un año, en un movimiento que parecía no agotarse, mientras el Dow Jones establecía su máximo antes de la crisis del 2008. Crudo e Índices americanos se desploman en forma simultánea desde Noviembre del 2008, en lo que fue una gran caída libre de la economía americana y mundial.

En Diciembre de 2008, el oro negro, alcanza un valor de 32.40 dpb, completando de esta forma, lo que sería la primer onda de una estructura bajista mayor, que después de un largo periodo de fluctuación horizontal, reiniciaría a mediados de 2014 otro movimiento a la baja, que ubicaría el valor del crudo en 26.04 dpb. Podríamos decir que, en los últimos 10 años, el crudo se mantuvo oscilando mayormente alrededor de los 75 dpb.

¿Pero, en que es utilizado el crudo? Pregunta simple que no está de más preguntarse nuevamente para entender cuál es la situación actual de esta materia prima. Lo primero que pensamos es en gasolina, combustible para el transporte…todo el transporte, más de 1200 millones de vehículos a motor en uso en el mundo. Pero no solo vehículos a motor, el crudo se utiliza para generar poder industrial, en donde la gasolina y el diésel son utilizados en turbinas de gas para generar energía.

Basado en lo anterior, y sabiendo que parte del precio se construye mediante la oferta y la demanda, podemos decir, que la producción de crudo tiene que ir de mano con la demanda generada, en parte, por la cantidad de vehículos a motor que necesitan de gasolina para seguir funcionando, como también del crecimiento industrial, que necesita mas poder para soportar ese crecimiento. Si la producción del crudo aumenta, pero no la demanda, entonces el precio buscaría el equilibrio hacia la baja, y de forma contraria, lo haría hacia el alza.

Vamos a comparar la producción de crudo en Estados Unidos, con la producción de coches y la producción industrial, con el fin de ver si existe un equilibrio entre estos.

Producción de crudo y automóviles en Estados Unidos

Si bien podemos decir que existe una correlación entre la producción de automóviles y de crudo, en los últimos 5 años aproximadamente, ambos mantienen una correlación negativa, es decir, la producción de crudo aumenta mientras la de automóviles disminuye, por lo que ese aumento en la producción no es debido a un aumento en la demanda causada por gasolina para el uso de dichos vehículos. Por lo que ese aumento en la producción tiene que ser por un aumento en otros factores demandantes, como ser la producción industrial.

Producción de crudo y producción industrial en Estados Unidos

En los últimos 5 años, la producción industrial funciono como un indicador adelantado a la producción de crudo, es decir, que la ultima se adapta a las necesidades de la industria de forma retrasada, por lo que primero viene la baja en la producción industrial y luego la producción de crudo se ajusta a esta. En el último año, la producción industrial empezó a cambiar su tendencia, algo que puede verse afectado en función de la relación comercial entre los dos pesos pesados mundiales, Estados Unidos y China. Si esta relación se ve afectada y se declara finalmente la guerra comercial, la producción industrial se vera perjudicada y confirmará su declive.

Dentro de la balanza comercial entre Estados Unidos y China, existe un gran desequilibrio deficitario para el primero, en donde se importaron un total de 506 billones de dólares en computadoras, teléfonos móviles y calzado y vestimenta deportiva, y se exportaron 130 billones en aviones comerciales, soja y automóviles. Una gran industria que se vería afectada si las relaciones entre ambos se ven afectadas.

Balanza comercial entre Estados Unidos y China en el 2017 (fuente: thebalance)

Esto nos hace pensar realmente quien tiene más que ganar y perder entre las negociaciones que están teniendo lugar este Febrero de 2019, algo que debería de resolverse a inicios de Marzo, pero que podría extenderse si hay avances. Por este motivo resulta interesante tener en cuenta la actual correlación entre el Dow Jones y la cotización del Crude Oil, altamente positiva.

Dow Jones y Crude Oil

Si analizamos las secuencias de movimiento con el fin de determinar el comportamiento del instrumento, vamos a encontrar características similares a otros instrumentos financieros, algo que lo convierte en un fractal al igual que los otros. Su exponente de Hurst es 0.662, por lo que podemos determinar que existe memoria de largo plazo, y por lo tanto tendencias, en donde los eventos pasados influyen en los futuros. El análisis de rango re-escalado de las secuencias activas a escala mensual, es decir, de las iniciadas en Julio de 2008, no muestran un síntomas de cambio, por lo que todavía han finalizado la iteración.

Análisis R/S de las secuencias activas del Crudo

No se ve un quiebre significativo en la pendiente, por lo que se presume la construcción todavía esta activa.  Otra pista la obtenemos de la distribución de la longitud de los movimientos, los cuales tienden al equilibrio y a compensarse unos a otros. Cuando uno supera al otro, en este caso las longitudes positivas a las negativas, estas tienden a compensarse aumentando las longitudes negativas con el fin de retornarlos al punto de equilibrio.

Distribución de las longitudes de movimientos en el crudo

Esto abre la posibilidad de que los precios del crudo busquen el atractor ubicado entre 23.40 a 3.04, con un nivel ideal en 17.50 dpb. Si vemos la estructura de la secuencia, tiene la forma lo que se conoce como un zig-zag simple complejo 5-3-5, en donde la primer onda a la baja es de construcción simple, y la tercera iniciada en Mayo de 2011 es compleja y se encuentra potencialmente incompleta.

Secuencias activas en el crudo

El máximo en 76.88 de Octubre de 2018, se dio en la zona de alta probabilidad para definir esa onda como correctiva del movimiento anterior iniciado en Agosto de 2013, aumento la posibilidad de ver un nuevo mínimo por debajo de 26.04, al tratarse de una secuencia incompleta.

Potencial estructura compleja incompleta de 5 ondas

Actualmente el precio del Crudo se encuentra en una zona de no tendencia entre 38.11 a 68.93, por lo que la confirmación de este escenario se dará con la ruptura del primer nivel. La ruptura del segundo da por finalizada la secuencia bajista en la escala mensual con un mínimo en 26.04, abriendo el siguiente atractor al alza en una nueva iteración hacia 85 a 104.

Back to Blog